Don’t follow this bike: una vuelta a Nueva Zelanda en bici

Te estarás preguntando que hace un título así en mitad de un blog como este, ¿verdad? Estás en un sitio en el que se supone que se va a hablar de Marketing Online y cosas relacionadas, ¿por qué te estoy hablando entonces de bicicletas? Ahora verás por qué, primero quiero que veas este vídeo.

Como has podido ver,Chino es un joven cineasta que tiene un sueño: recorrerse Nueva Zelanda en bici y hacer un documental para que podamos ser testigos de sus aventuras. Siempre ha tenido un espíritu aventurero y ha tenido mucha pasión por deportes como el ciclismo o el surf. Además de la fotografía.

En una entrevista concedida a la revista Vice, este aventurero afirma haber emprendido esta “locura” porque le aburre no vivir situaciones en las que pase miedo. Es fácil ver que le gusta ponerse en riesgo y salir de su zona de confort.

Chino se ha propuesto emplear la tecnología para hacernos llegar su visión del mundo a medida que va quemando etapas a lo largo y ancho de Nueva Zelanda. Para ello, sin contarse un pelo ha pedido ayuda a las marcas para que le ayuden a difundir su mensaje. ¿Y qué han hecho las marcas? Pues, tras frotarse las manos un buen rato, le han dado a Chino todo lo que necesitaba.

dont follow this bike, una vuelta a nueva zelanda en bici

Pero, ¿cuál ha sido el éxito de esta iniciativa? ¿Qué ha llevado a este alicantino (como yo, por cierto) a cruzarse el globo para bicicletearse un país dejando todo atrás? Pues, ni más ni menos, que los testimonios de sus amigos y familiares más cercanos. Chino ha conseguido buscar la implicación de su público y de su entorno para alcanzar sus objetivos. Esto es algo de lo que cualquier marca debe aprender, pero ahondaremos en esto de la cocreación y el engagement un poco más adelante.

Mientras vemos las declaraciones de sus amigos, vemos que el impulsor de este proyecto es una persona que desprende buen rollo, positivismo, energía, valentía y ganas de conocer mundo. O, como alguien comenta en el vídeo, Chino es del tipo de personas a las que las marcan se rifan. Y así parece ser, porque la mismísima Microsoft no ha dudado en patrocinar esta iniciativa.

“Dicen que la tecnología te hace la vida más fácil”. Esta es una frase literal sacada del monólogo en off de Chino. Es una cita, un mensaje muy potente pero que puede dar lugar a debates. ¿Qué pensáis? ¿Estáis de acuerdo?

La otra reflexión que me deja este vídeo es la siguiente. Ignacio, o Chino, ha sabido entender las reglas del juego de la era del Social Media y el Marketing Online. Le ha hablado directamente a las marcas, diciéndoles: “yo quiero esto”, y a cambio me tenéis a mí, con todo lo que represento. Y qué representa?

Este joven ha sabido construirse una marca personal muy potente a través del mundo del deporte, la aventura, la tecnología y unas enormes ganas de conocer mundo. Un caramelito para cualquier empresa que tenga un poco de vista.

Y es que una de las mejores estrategias que se pueden poner en marcha para atrapar a un consumidor cada vez más exigente, informado, sobresaturado, esquivo e infiel (uf, cuántos adjetivos), es precisamente hablarle de tú a tú. Que no sea una marca impersonal diciéndole “cómprame, cómprame, cómprame”, sino alguien cómo él. Alguien que tenga algo interesante que contar y que compartir. La marca debe acompañar, hacer como que no está. Ser un intermediario silencioso y discreto, pero palpable. Es el caso de Microsoft, que le ha cedido un teléfono y una tableta pero en ningún momento vemos a Microsoft. Pero sabemos que está.

Por otro lado, algo que también ha aprovechado bien Chino para construirse su marca personal es contar con la colaboración de los demás. A las personas nos gusta que nos tengan en cuenta, que nos pidan ayuda para ayudar a alguien a conseguir algo. Las personas somos seres a los que nos gusta interactuar con otros, grabarnos en vídeo y tener un papel protagonista. Este cineasta ha sabido entender esto, algo que otras marcas aún no hacen. Se centran en el “yo” y dejan completamente de lado a sus clientes o seguidores…excepto para cuando llega el momento de cobrar. Hay que apostar más por la cocreación.

Ya para acabar, tengo que admitir que estoy enganchado a este documental serial. Me parece muy bien construido: storytelling, emociones, deporte, aventura y tecnología al servicio de todo esto. Si quieres saber más sobre este proyecto, puedes visitar la web de Don’t follow this bike. Y bueno, te voy a poner el último capítulo. Y te dejo ya, que salió ayer y aún no lo he visto.

¿Te ha parecido interesante?
¡Suscríbete!

Sobre nosotros Fran

Emprendedor autodidacta. Alumno y colaborador en el blog de Ecommaster 2014-2015. Seducido por el mundillo del Seo, el E-commerce y el desarrollo web y de tiendas online con WordPress y Prestashop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *